Sevillanas

Típico de Sevilla, Huelva y otras provincias andaluzas, es el baile folclórico más popular en España y a nivel internacional. Surge en el siglo XVIII, hasta evolucionar a los bailes y cantes de las actuales sevillanas.

Se suelen bailar por pareja aunque hay excepciones en las que se hace por una formación superior a dos personas a la vez. Los cuatro movimientos del baile son: paseíllos, pasadas, careos y el remate. Se hace coincidir la música y el baile, realizándose de forma visual y llena de pasión. También es representativo algunas veces el uso de castañuelas, el tamboril, la pandereta, o el pito rociero.

El bailar sevillanas imprime a las personas ese característico arte y sentimiento andaluz, haciéndoles conectar con la música y la cultura del flamenco.